Esta semana llegaron a Barranquilla los delegados técnicos internacionales de los deportes de Natación, Béisbol y Tae Kown Do y su impresión del avance de las justas que se celebrarán en el 2018 fue muy positiva.

“Barranquilla está comprometida con los Juegos. Estamos a 23 meses de la competencia, pero ya están encaminados hacer los mejores juegos de la historia”, dijo efusivamente Félix Calderón, presidente de la CCAN Confederación Centro Americana y del Caribe de Natación, al término de una visita en la Sede oficial de los juegos.

Por su parte, el delegado técnico de clavados, el señor Rolando Ruiz, dijo que había sentido que el comité organizador de Barranquilla, COBAR 2018, “tenía bastante claridad y hubo una buena integración entre los deportes”.

Entre las actividades realizadas estuvo la revisión general de los diseños de las piscinas, escrutados en materia de requisitos técnicos avalados por la Federación Internacional de Natación, FINA, y el recorrido por los distintos escenarios. Ante esto, el director técnico de Polo Acuático, Manuel de Jesús, concluyo que estrenar un complejo acuático será “un estímulo para todos los atletas internacionales que nos acompañarán”.

Por otro lado, Sergio Borges, el delegado técnico de Beísbol, deporte insignia de nuestra ciudad, aprobó en términos técnicos, el diseño del nuevo estadio Édgar Rentería.

Sin embargo, también visitó el estadio de Béisbol de Luruaco, a lo que manifestó tener “muchas observaciones”, ya que, en su conocimiento, esta infraestructura no cumple con los requisitos técnicos que se necesitan para los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018. El estadio debe someterse a una revisión y rediseño total para cumplir con las medidas exigidas en los reglamentos internacionales de béisbol.